Es probable que no seamos capaces de transmitiros la enorme cantidad de emociones que había en el aire… 😌

Seguro que habéis oído, o leído alguna vez, el poema “Educar” de Gabriel Celaya que dice que “Educar es lo mismo que poner un motor a una barca […] Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas…”

<!–more–>

En nuestra vida de maestros, son pocas las ocasiones que tenemos de ver el fruto de nuestro trabajo. Es difícil ver crecer todas esas semillas que vamos sembrando en los corazones de nuestros alumnos. Por eso, este momento fue tan especial para nosotros.
Juntos, en torno al altar, varias generaciones de alumnas se congregaban para rendir homenaje a unas MAESTRAS con mayúsculas.

Para nosotros, que tanto las queremos, fue muy especial sentir todo ese cariño que las antiguas alumnas devolvían a las hermanas después de tantos años sin verse.

Por un lado, las alumnas, felices por el reencuentro después de tantos años. Por otro, las hermanas, felices y emocionadas, de ver esos frutos que empezaron a sembrar hace 75 años. Y nosotros, su relevo, agradecidísimos por su legado, por sus enseñanzas y por su cariño. Sintiendo la emoción del reencuentro y la responsabilidad de continuar con tan importante labor sin perder ni un ápice de su carisma. ¡Gracias @franciscanasesm por tanto!

Es por esto que queríamos darles un detalle que representara todo esto y que les recordara todas estas alegrias y muchas más.

Nos acordamos de cómo, las hermanas, nos contaban que las que formaron la primera comunidad aquí en Zaragoza, se levantaban muy temprano todas las mañanas para, antes abrir las puertas del colegio, bajar hasta el Pilar y ponerse bajo la protección de la Virgen en esta nueva tarea que habían comenzado y darle gracias por todo lo que iban realizando.

Así que tuvimos claro que La Virgen del Pilar sería la protagonista del regalo en recuerdo de aquella devoción de las primeras hermanas que llegaron a Zaragoza.

Y apareció @3ellasmodainfantil como por arte de magia, con esta Virgen del Pilar que nos encantó nada más verla. Esta y todos los demás modelos, a cuál más bonita y presentadas como solo ellas saben hacerlo 😍😍😍 Ya ha llegado a todas las hermanas, porque muchas de ellas no pudieron desplazarse hasta aquí, pero sabemos que estuvimos en sus oraciones igual que ellas lo estuvieron en las nuestras y en el recuerdo de muchas de sus antiguas alumnas que no pararon de preguntar por ellas. ¡Gracias a todas de su parte! 😘😘

También tuvimos la ocasión de escribirles unas palabras o un recuerdo bonito que tuviéramos para recopilarlos y tenerlos para siempre en un libro de firmas precioso que la Familia Franciscana le encargó a Monamí- Diseño&Creatividad y que quedó precioso.

Como veis la celebración estuvo repleta de detalles, todos pensados desde el corazón y hechos con muchísimo cariño para el comienzo de este aniversario. Pero esto no ha acabado todavía…