Felicidades Hna. Luz Dary en estos 25 años de la fidelidad de Dios manifiesta en ti.

El pasado 31 de julio he celebrado en compañía de un grupo de hermanas mis bodas de plata, 25 años de fidelidad del señor en mi vida. ¡Cuánto derroche de gracias de parte del buen Dios durante estos años!

Está más que claro que la obra es suya y yo soy su instrumento, un instrumento débil pero que en sus manos puede estar seguro.

Fue un día muy especial, porque pude celebrar en la fraternidad y con las hermanas del consejo regional de América. También mi hermano y su esposa viajaron para celebrar conmigo este día. Celebramos la Eucaristía en casa acompañadas por tres sacerdotes cercanos a la comunidad y después compartimos un desayuno.

Gracias hermanas por sus muestras de cariño, por su presencia a través de detalles y llamada.